EN BUSCA DEL SENTIDO
Peter Hartmann, Director CODEFF Aisén, Presidente Agrupación Aisén Reserva de Vida.

Mientras discurría sobre que escribir esta semana, nos encontramos viendo la película “En Busca del Sentido” que nos entregó harta inspiración, o tal vez mas bien también nos  refresco un poco la memoria.
Esta película –documental se presenta como “viaje aventura  iniciática de dos amigos que cuestionan el fundamento del mundo, nuestra relación con la naturaleza y el sentido de la vida”. Es sobre la busca de sentido de nuestras vidas y sociedad en el mundo actual, partiendo por los protagonistas, unos jóvenes franceses, uno de ellos muy cómodo en Wall Street, hasta que su falso mundo hedonista posmoderno comienza a tambalear al chocar con algunas manifestaciones de la realidad actual.  La reflexión comienza  mostrando el mundo hipercivilizado actual con su tremenda desigualdad, la espiral descendente de la alienación, del sin sentido del materialismo consumista alejado de la naturaleza, en fin, del callejón sin salida de este sistema.  De ahí, estos amigos  se van a la India  a conversar con algunos gandhianos  como Vandana Shiva y el Rector de la Schumacher University, conociendo de paso la vorágine de ese superpoblado país y recordando algunas lecciones del “mahatma”. Prosiguen conociendo el mundo, visitando a algunos chamanes y líderes espirituales de Chiapas quienes les dejan en claro de que somos cuerpo y alma y la necesidad de ocuparnos de la parte espiritual, para proseguir entrevistando a algunos científicos que a fin de cuentas les enseñan que están descubriendo lo que lo que los antiguos  ya sabían hace siglos. Luego, en vista de la esquizofrenia que estaban viviendo, se dedicaron a revisar de cómo contrarrestar o arreglar el mundo en la práctica, viendo las esperanzadoras experiencias de horticultores urbanos, curadoras de semillas, fabricantes de maquinaria rústica y proyectos sociales para el cambio. Por cierto que también dan ganas de que a muchos jóvenes más e incluso líderes del mundo hipercivilizado les diera una crisis existencial como a estos franceses.
Entre las ideas fuerza que muestra el documental, está el diagnostico que el sistema actual esta podrido y poniendo en riesgo la vida sobre el planeta y que por cierto que con más de lo mismo no habrá solución. Evidentemente no va a ser el sistema y sus apernados representantes los  que vayan a buscar una solución que afecte sus intereses materialistas mas intrínsecos,  sino que tendremos que ser nosotros, como comunidades y no solo como individuos, los que habremos  que empezar por cambiarnos a nosotros mismos, ir hacia un funcionamiento en ciclos naturales, creer en nosotros mismos y nuestro poder, atrevernos a soñar y hacer realidad nuestros sueños  y de ahí revertir el sistema de creencias  en sintonía con las fuerzas del universo.
La verdad es que ver este documental no solo fue inspirador, sino también un bálsamo a nuestra maltrecha alma, para sentirnos acompañados y superar tanta noticia negativa que recibimos a diario. Fue lindo ver además como estos jóvenes resaltaban pensamientos de Gandhi, el jefe Seattle, entre otros,  que siempre nos han acompañado. También nos sirvió para recordarnos la importancia de nuestra propuesta de Aisén Reserva de Vida, muy en la línea de solución de tantos en el mundo y de que estamos trabajando por construir un nuevo paradigma, una salida a la mega crisis. Hasta nos sirvió para recordar una entrevista que hicimos a Vandana Shiva años atrás y que aún está pendiente por ser traducida y publicada; una de tantas deudas que tenemos. Y en estos días justamente tuvimos el placer de conocer a un joven ingeniero comercial y sociólogo que en la búsqueda por un mundo mejor se encontró, igual que nosotros,  con “Lo Pequeño es Hermoso” del economista E.F. Schumacher, libro que en su tiempo era prácticamente la biblia para los “alternativos”. ¿Cuáles serán los actuales? Y por cierto también, nos hemos estado regocijando con la gran cantidad de iniciativas ejemplares de quienes dan sentido a sus vidas y que vemos diariamente, en todo el mundo y también en nuestra región.
Finalmente, la moraleja de todo esto es que en vez de ser parte del problema más vale ser parte de la solución, de trabajar por un mundo mejor. Como decía Margaret Mead “Nunca dudes que un pequeño grupo de ciudadanos pensantes y comprometidos  pueda cambiar el mundo. De hecho son los únicos que lo han logrado”.


lass=MsoNormal>En síntesis, en esto de la energía regional y descontaminación hace falta más pragmatismo y amor regionalista y menos politiquería.   

Publicar un Comentario