PATRIMONIO

Peter Hartmann, Director CODEFF Aisén, Presidente Agrupación Aisén Reserva de Vida.

El fin de semana pasado se celebró nuevamente el “Día del Patrimonio” en nuestro, país y región.  Es notable como esta idea de años atrás ha prendido y la cantidad de actos y manifestaciones de todo tipo y en los más diversos lugares que hubo en esos días, aunque uno preferiría que el patrimonio fuese tema de celebración y acción todos los días, al ser parte de nuestra identidad.
En un interesante conversatorio que tuvimos sobre el tema, hasta nos llevamos un descubrimiento. Como se sabrá habitualmente el patrimonio sería natural o cultural, tangible e intangible. Si consideramos que el ambiente es la interactuación de las esferas de, naturaleza, cultura y sociedad  ¿dónde queda el patrimonio social? Pues, fue Marcos Monsalve quien nos recordó su existencia al referirse a la organización social, las redes sociales y la diversidad social existente antaño en Coyhaique y su debilitación y poca presencia actual. En esto también tiene que ver el arraigo, la identidad, la relación con las y los vecinos, la solidaridad, la invasión y atropello de afuerinos que se creen dueños de la verdad, de saber escuchar, y también de la topia y la patria. ¡Y eso que patri-monio surge de ahí! Todo un lindo tema para analizarlo a fondo.  En ese conversatorio también surgieron otras inquietudes como  que el agua es nuestro principal patrimonio en Aisén y sin embargo no estamos muy conscientes de ello. Peor aún, se controla desde fuera.  Igual apareció el tema del rol de la tecnología,  la cual si no estamos conscientes que es una herramienta  que hay que saber usar, puede convertirse en arma de doble filo.          
Por nuestra parte, como organizaciones más bien ambientales y ocupadas del patrimonio natural,  igual nos hemos visto involucrados en temas del patrimonio cultural. Y es así como en una entrevista de hace algún tiempo, recordábamos como fuimos aprendiendo sobre este hermoso tema, junto con trabajar en él en nuestros proyectos  comunitarios en Cerro Castillo, Tortel y Río Paloma –Lago Caro. En esa ocasión hasta nos dimos el lujo de investigar y publicar cartillas sobre  la historia y el patrimonio natural y cultural de esos lugares. Hace unos meses,  estando en Cta. Tortel, nos llevamos la agradable sorpresa de ver como una escolar hacia sus tareas basándose en nuestras publicaciones, mientras la mama nos decía que eran las únicas que había sobre el tema.  Y también nos hemos dado el lujo de involucrarnos en la declaratoria de tres monumentos nacionales; Zona Típica de Cta. Tortel, M.H. Isla de los Muertos, M.H. Paso San Carlos y de seguir pendientes de ellos, no sin su cuota de preocupación.  Y en eso uno se percata  como hay quienes no se dan cuenta que patrimonio o monumento nacional  significa que es de todos  los chilenos y que la institucionalidad respectiva es lenta, lenta, y harto débil y pobre. Y cuando aparecen los millones, estos no siempre se usan apropiadamente o se malgastan.  Así es como seguimos esperando desde el 2002 el Instructivo de la Zona Típica y la conexión  del ascensor de camino-ensenada  de Cta. Tortel  y desde el 2014 la corrección del polígono del Paso San Carlos.  Eso mientras miramos con harto escepticismo como se gastan decenas de millones en obras cuestionables en la Isla de los Muertos. Si sumamos a eso, que desde el 2007 esperamos que CONAF corrija y entregue al Ministerio de Relaciones Exteriores el expediente del sitio de Patrimonio Mundial Natural Archipiélagos y Hielos Patagonicos, estamos como para  premio nacional a la paciencia patrimonial.

En cuanto a lo que pasa con otros sitios declarados patrimonio nacional, no cambia mucho la cosa. Así vemos como el Santuario de la Naturaleza de Quitralco esta convertido en muestrario de enfermedades y condiciones anaeróbicas de salmoneras, que hay dos parques nacionales que tienen ni una protección, que en algunas reservas nacionales pasan hechos abiertamente contrarios a su protección, que el M.H. Escuela Pedro Quintana expele una gran columna de humo  en días de saturación por contaminación, mientras en el patio se observa la leña expuesta a la lluvia y nieve, y  como expertos en patrimonio cultural reclaman sobre la forma de restaurar el M.H. edificios ex Sociedad Industrial de Aisén y como el Santuario Capillas del Mármol se ve amenazado por su  uso indiscriminado, aparte de que es necesario corregir su declaratoria. También hay más de algún problema con los sitios arqueológicos  y paleontológicos, donde aún persiste cierta ignorancia de que también  están protegidos por ley. Por otra parte, vale constatar que han aumentado bastante los sitios declarados monumento, que hay una muy interesante iniciativa en pos de un “santuario geológico” en la zona del  Lago Gral. Carrera y de agregar el valor geológico a las áreas silvestres protegidas, aparte de la mayor conciencia ciudadana, especialmente en lo que respecta al patrimonio intangible.  Finalmente vale constatar que el patrimonio es algo vivo y cambiante como todo en este planeta.         

Publicar un Comentario