ANTE PERMANENTES INFRACCIONES, CODEFF INSISTE A LAS AUTORIDADES QUE RETIREN SALMONERAS INSTALADAS EN EL SANTUARIO DE LA NATURALEZA DE QUITRALCO
 EN AYSÉN

La filial Aysén del Comité Nacional pro Defensa de la Fauna y Flora, CODEFF, presentó a la Contraloría Regional de Aysén una carta en donde se solicita nuevamente al Contralor General de la República Jorge Bermudez anular las concesiones a siete centros de engorda de salmones y exigir a los servicios responsables sacar esas instalaciones que se encuentran en el Parque Nacional Alberto De Agostini en Magallanes. Esto en relación a los dictámenes  38429 de 2013  y 83278 de 2016 y lo que estipula el artículo 158 de la Ley 18.892 de Pesca y Acuicultura y el artículo 36  de la ley 19.300 de Bases del Medio Ambiente respecto a la actividad acuícola salmonera en Áreas Protegidas del Estado.
A pesar de los dictámenes de Contraloría consignados anteriormente y la legislación vigente, se ha encontrado una nueva vulneración flagrante a los dictámenes del ente regulador, con la existencia de nueve centros de engorda de salmones en el Santuario de la Naturaleza de Quitralco, ubicado en Aysén; de estos siete presentan condiciones anaeróbicas colapsando el medio ambiente acuático, cuatro de ellos infestados con parásitos Caligus induciendo al uso de pesticidas y cinco de éstos estarían ubicados fuera de la superficie concesionada.
Esta situación fue denunciada en junio 2016 y julio 2017 al Consejo de Monumentos Nacionales, responsable que se respeten el carácter de santuarios de la naturaleza, sin recibir respuesta hasta el día de hoy.
Como señala Peter Hartmann, director nacional de CODEFF, “Si bien algunas de esas concesiones y centros son anteriores al decreto 600 de 1996 que promulga el Santuario, existen ampliaciones, actualizaciones y modificaciones e incluso Declaraciones de Impacto Ambiental posteriores. Asimismo, nos parece que el Estado en su deber de velar por el derecho a vivir en un medio ambiente libre de contaminación y tutelar la preservación de la naturaleza, y teniendo facultades para rescindir o anular las concesiones que otorga, debió haber aplicado esas facultades en este caso”.
A raíz de denuncias anteriores se presentó una Acción por Daño Ambiental ante la Municipalidad de Aysén quien la derivó al Consejo de Defensa del Estado en un informe que se hizo público en julio 2017 sobre las irregularidades en que incurrían las salmoneras de Quitralco, solicitudes que llevaron a la Gobernación Marítima de Aysén verificar las operaciones de esos centros, detectándose infracciones que se denunciaron a la Subsecretaria de Medio Ambiente.
CODEFF junto con solicitar al Contralor que haga cumplir la ley a los servicios públicos, cancelando o anulando las concesiones de porciones de mar al interior de dicho santuario y obligarlas a retirar esa infraestructura de esa Área Protegida del Estado, solicita que se restituya y restaure el medio ambiente del estuario a su condición natural y que, si existiese daño ambiental comprobable, se apliquen las sanciones que correspondan.

Siguiente
Esta es la publicación más reciente.
Anterior
Entrada antigua

Publicar un Comentario