EL DOBLE ESTANDAR, MARQUETING VERDE O GATO POR LIEBRE

Peter Hartmann, Director CODEFF Aisén, Presidente Agrupación Aisén Reserva de Vida.

A veces da la impresión el mundo anda al revés, o más bien el mundo humano. ¿Esto habrá sido siempre así? Y lo decimos porque nos encontramos constantemente con noticias insólitas, como aquella de que la capitana y la bióloga dedicadas a rescatar gente migrante de morir ahogadas en el Mediterráneo y llevarlas a puerto seguro, son encarceladas y multadas  por un país que no hace mucho repartió por el mundo miles de emigrantes. O de las noticias de que solo tenemos pocos años antes de entrar a procesos catastróficos irreversibles por emergencia climática  y mega-extinción de especies, parecen importar poco y tenemos cosas más “importantes” en que ocuparnos.
O que las salmoneras anóxicas, con enfermedades y uso de pesticidas instaladas en un Parque Nacional no importasen mayormente y que ahora las descubran falsificando antecedentes de mortalidad cause escándalo. Nos referimos a Nova Austral. ¿Es que alguien cree que son los únicos? Para remate esa empresa noruego - multinacional se marquetea como la última maravilla y hasta cuenta con certificación ambiental otorgada  por el WWF ¿Es que ahí no sabían que esa salmonera está en un parque nacional (donde evidentemente NO puede estar) y con serios problemas? Es más, para seguir blanqueando imagen, pretenden trasladarse al frente, al Parque Nacional Kaweskar, territorio del pueblo navegante del mismo nombre y que en su parte marina quedo como Reserva Nacional. ¿Y tampoco saben que las salmoneras ubicadas en el Área Marina Costera Protegida de Múltiples Usos de Pitipalena Añihue, de la que son garantes, también tienen serios problemas ambientales? ¿Cómo es que se prestan para esto?  O de los basurales plásticos salmoneros en el litoral, inclusive Parque Nacional Laguna San Rafael y Reserva Nacional Las Guaitecas, mientras se marquetean como sustentables y se ponen aureolas verdes con convenios de producción limpia ¡Ellos! La verdad es que vaya saber cómo el Ministerio del Medio Ambiente se presta para eso.
Mientras tanto, se supone somos nosotros la ciudadanía los que tenemos que llevar nuestra bolsa de compras reusable y evitar aumentar los gases efecto invernadero.  ¿Se han dado cuenta que hay toda una campaña para que nos sintamos culpables y actuemos individualmente, mientras los grandes contaminadores pasan desapercibidos y como sociedad hacemos nada para  pararles el carro?  Parece que la idea es paralizarnos con nuestra conciencia y hasta sentirnos inútiles, mientras los grandes criminales siguen haciendo de las suyas. Resulta que entre solo cien empresas claramente identificadas, producen 71% de las emisiones mundiales  de gases efecto invernadero. Las “top ten”, alguna bastante conocida en Chile, son: China Carbón  14,3%, Saudi Aramco 4,5%, Gazprom 3,9%, National Iranian Oil Co. 2,3%, Exxon Mobil 2%, India Cabon 1,9%, Petroleos Mexicanos 1,9%, Carbon Ruso 1,9%, Shell 1,7%, Petroleo Nacional China 1,6%. Evidentemente, estas transnacionales que son las que gobiernan el mundo  tienen un tremendo poder y son prácticamente intocables. Es cosa de ver como en estos últimos días en la reunión pre COP 25 en Bonn, Arabia Saudita prácticamente paralizó los esfuerzos internacionales ante la emergencia ambiental, poniendo en duda las investigaciones científicas internacionales  en las cuales se basan.
En esa misma reunión en Bonn, a la cual fue nuestra ministra de Medio Ambiente  a recibir la presidencia  de la Conferencia de las Partes del Cambio Climático, COP 25, ella anunció una “COP de los ciudadanos”, describiendo la Zona Verde como un “espacio abierto a la ciudadanía, que contará con stands de ONGs y privados para promover la participación de la comunidad” cuando en realidad en la propia presentación de su ministerio esa zona aparece “para empresas e instituciones, para exhibir  soluciones tecnológicas, Responsabilidad Social Empresarial  y realizar conferencias”. El metro cuadrado (9 mínimo) se arrienda en 8,5 a 10 UF sin IVA y la sala de conferencia  de 50 personas  en 30 UF  la hora, la de 100 personas media jornada en 150 UF sin IVA. Y el stand en “Village NGOs”  (traducción=  aldea de Organizaciones No Gubernamentales, ONGs) en 50 UF los 4 metros cuadrados sin IVA. Los cupos son limitados y se seleccionará a los usuarios. La UF está a 28.000 pesos. Como que están pensando en “NGOs” como WWF parece, porque en lo que es ONGs chilenas, somos pobres.  Vale recordar además, que mientras la ministra C. Schmidt se recibía como presidenta de la COP 25, su colega de minería seguía defendiendo a brazo partido la mina de carbón Invierno en Isla Riesco, al lado del Parque Nacional Kaweskar, cuyas tronaduras  fueron objetadas  por el Tribunal Ambiental.  A P.Terrazas parece no supo lo de la descarbonización nacional. ¿O en el gobierno hay doble estándar?
Finalmente, descubrimos  la iniciativa “Cambia el Clima, la ciudadanía frente al cambio climático” ligada a la Fundación Democracia y Desarrollo (R. Lagos E. con financiamiento Gates, Telefónica España). Esta iniciativa “ciudadana” cuenta con la “desinteresada colaboración” de Colbún, Enel, Engie , Melón y Sodimac, todas empresas que bien harían en demostrar en la práctica  como evitarán sus emisiones ya que deben estar entre las top contaminadoras nacionales.    
Así como van las cosas, parece que la realidad nacional y la COP 25 están dando para hartos “gato por liebre” de pura apariencia mediática.          

Publicar un Comentario