¡RIO CUERVO, SANTUARIO DE LA NATURALEZA!

Peter Hartmann, Director CODEFF Aisén, Presidente Agrupación Aisén Reserva de Vida.

En estos días se cierra un ciclo en lo que respecta al futuro de la cuenca del Río Cuervo. ¡Y vaya que hace bien recibir también noticias positivas, noticias de restauración de vida y paz con la Madre Tierra!
La noticia esa es que la Fundación KREEN compro los terrenos de la cuenca del Cuervo y lagos Meullín y Yulton y lagunas  Quetru  que tenía a la venta la transnacional minera Glencore, tras abandonar el proyecto hidroeléctrico de represa que tenían ahí, para destinarlos a la conservación mediante la declaratoria de un Santuario de la Naturaleza. Que ese lugar, ese territorio, amerita su protección ¡lo amerita con creces y lo venimos diciendo desde la época del proyecto Alumysa! Cuencas no intervenidas, no alteradas, prístinas y de alto valor ambiental, casi ya no existen. Eso constituye un tremendo valor, más aun cuando nos enfrentamos a un panorama de emergencia climática y ecológica de extinción de vida sobre el planeta, y que en lo ambiental nos tuvo por décadas defendiéndolos de megaproyectos que pretendían destruirlos. Además ese lugar tiene un paisaje y fuerza telúrica de los mejores y mas potentes que conocemos.
Se cierra un ciclo de mas de 30 años, desde que esos terrenos fiscales prístinos y de alto valor ambiental, que el Estado bien podría haber destinado a su protección, se los vendió a fines de los 80 a Proyectos de Aysén (familia Walker), 16.125 Has. a 2500 pesos cada una, para un proyecto de absorción de mano de obra que nunca ejecutaron, para luego, en 1994, venderles otras 7.447,73 Has. a 20 mil pesos la hectárea, o sea todo a “precio vil”, como nos confidencio un subsecretario de BBNN,  mientras esa empresa nunca cumplió con lo contratado.  En cambio, termina vendiendo todo en 1995 a “Alumysa Joint Venture” domiciliado en las Islas Caiman, de la minera canadiense Noranda. Como se recordará, Noranda abandona ese megaproyecto en el 2002, luego que el presidente Lagos, ante la presión ciudadana, de pescadores y salmoneros, les sugiere cambiar de lugar su refinadora de aluminio. En el 2006 la minera transnacional Xstrata absorbe a Noranda y en el 2007 ingresan un proyecto hidroeléctrico de represa en el Río Cuervo, el que fracasa a causa del terremoto de ese año. En el 2009 insisten otra vez con su proyecto (Energía Austral) con una tramitación llena de irregularidades, que hasta llegó a ser paralizada por la Corte Suprema, para finalmente ser aprobado en el 2013. Tras reclamar al Comité de Ministros, este refrendo en el 2016 la aprobación al proyecto (la “Patagonia sin Represas” había pasado a ser “Patagonia sin HidroAysén”), por lo que recurrimos con la ONG FIMA al Tribunal Ambiental. En agosto 2017 Glencore a la que había pasado Xstrata, decide vender todo por ser inviable el proyecto. Algo más tarde el veredicto del tribunal llega a exigirles varios aspectos ambientales no resueltos. En todo caso, la cuestión es que, Bienes Nacionales prácticamente regala, y luego una empresa chilena vende, valioso territorio regional, para que finalmente una transnacional revenda esos terrenos en 5 millones de dólares a una fundación chilena. Eso, para volver al comienzo e imponerse la lógica.
Que ese territorio es valioso lo hicimos notar desde los años 90. Es más, en una carta al presidente y al CEO de Xstrata, entregada en el 2009 por Beatriz Morice en su oficina en Zug, Suiza (donde no pagan impuestos) y a la cual no recibimos respuesta, les planteamos: “Por esto, lo que se espera en cuanto a sustentabilidad por parte de Xstrata francamente es otra cosa. Más aún cuando actualmente en el planeta quedan escasas áreas con la calidad y fragilidad ambiental como la que se pretende destruir y pocos lugares muestran tantos riesgos geológicos que ponen en duda la viabilidad de vuestro proyecto. Es por eso que les volvemos a insistir que la decisión mas inteligente, ejemplar y sustentable  que puede tomar Xstrata es abandonar ese proyecto inviable, devolverle a la comunidad las aguas y donarle a Chile y al mundo un área silvestre protegida de alto valor ambiental y paisajístico. (…) En estos días se ha realizado la Conferencia sobre el Cambio Climático Global en Copenhague, y ésta debe ser una oportunidad para hacer las cosas bien. Si creemos que la señal que nos está dando el planeta con la crisis climática mundial se restringe exclusivamente a bajar las emisiones del CO2 y no entendemos que apunta a que como humanidad hemos hecho las cosas muy mal, con una relación perversa con los ecosistemas y con nuestras comunidades más desvalidas, no hemos comprendido nada. Si no lo entendemos, continuaremos dando falsas y erróneas alternativas a los problemas básicos de sustentabilidad, como por ejemplo las mega-represas en la Patagonia, en ecosistemas únicos y prístinos, con comunidades especiales pero vulnerables. Esperamos que Xstrata no sea cómplice de este crimen que se pretende cometer”.
Conversamos la semana pasada con el Director de la Fundación KREEN, Juan Carlos Leppe, el Coordinador de Proyectos de Conservación, Carlos Mendoza y el consultor, José Gerstle, que está preparando el expediente de Santuario de la Naturaleza y nos explicaron que la fundación es hija de sus homólogas chilenas COSMOS y MARADENTRO, de las hermanas Hurtado (sobrinas del Padre Alberto). Nos dieron buena impresión. Aparte que realmente nos alegra que existan fundaciones filantrópicas ambientales nacionales, una filantropía a la que el Estado ha contribuido en nada.  Esta fundación va a realizar talleres para involucrar a la comunidad en su proyecto de santuario, y también nos alegra que se ocupen de esto.

Publicar un Comentario