LA TEMIDA YUNTA VIRUS – CONTAMINACIÓN

Peter Hartmann, Director CODEFF Aisén, Presidente Agrupación Aisén Reserva de Vida.

Desde hace rato se ven advertencias sobre el que la contaminación del aire es buena conjunción para la propagación de los virus, en especial el Covid 19. En eso vale recordar que Chile tiene varias ciudades con pésima calidad del aire y que Coyhaique tiene la peor de América.
La verdad es que estamos cansados de la crónica y noticia viral morbosa rojo amarillenta de los últimos tiempos, lo cual a estas alturas conspira contra las advertencias sobre el peligro de la yunta contaminación - Covid y hasta a nosotros nos pasó cuando el Químico Ambiental regional L. Alberto Gómez advirtió sobre el tema. Y lo que pasa es que no es llegar y apagar las estufas a leña en pleno invierno como pretenden algunos. Este es un problema que se viene arrastrando desde hace décadas, que no es fácil de resolver y que la institucionalidad lo ha enfrentado con planes de descontaminación cuestionables y con medidas igual de cuestionables y las típicas comisiones que de poco han servido. Mientras la comisión de descontaminación que estaba funcionando el año pasado termino su existencia sin pena ni gloria, ahora el gobierno convoca otra comisión Covid -contaminación que probablemente seguirá los pasos de la antecesora. Peor aún, el tema se politizo para bien y más para mal, enredando y confundiendo a la opinión publica en dimes y diretes en vez de soluciones. ¡En eso se esta perdiendo mucho tiempo y dispersando a quienes venimos trabajando por el bien común en el tema!  En lo que aparentemente hay acuerdo mas o menos generalizado es que la solución va por el recambio de la matriz a energías limpias y hubo hasta propuestas viables en ese sentido y algún avance por el lado de las empresas eléctricas. Desde el Estado, tal vez la única “novedad” sea que viene en camino la ley de biocombustibles con lo que finalmente se regulariza la leña y sus derivados. Y eso topa con las inversiones necesarias que el gobierno no esta dispuesto a hacer y con el precio de esa energía para el consumidor. Si estamos usando leña es porque es mas barata, propia, tecnología simple y beneficia a la economía local ¿Existe alternativa sustentable?
El Plan de Descontaminación del 2015 ya va en la mitad de su tiempo de aplicación y sería bueno revisar sus avances y su utilidad. El segundo plan en mucho sigue la huella del primero. Vale recordar que los ejes de ambos planes son la diversificación energética con recambio de calefactores, mejorar la calidad de la leña y el acondicionamiento térmico de edificaciones. También se supone hay un trabajo cultural. En cuanto a estos ejes, esta mas  o menos claro que el gobierno se ha centrado en el recambio de calefactores, lo cual seguramente da mas réditos políticos y poco se ha sabido de los otros. Es más, de poco sirve un nuevo calefactor con combustible mas caro en una casa sin aislación. Peor aún, esto lleva a que la gente vuelva a la leña, como se ha visto en varios casos. Y en cuanto a solucionar esta deficiencia, lo cual debiera ser prioridad, el avance va lento y complicado. De hecho, el plan de descontaminación del 2015 disponía siete mil acondicionamientos y cuando ya vamos en la mitad de su tiempo de ejecución aun ni siquiera se han logrado dos mil. Por lo demás ¡el segundo plan no las aumenta! ¿Cuántas edificaciones sin aislar habrá en Coyhaique? Seguro harto mas de 7000. Extrañamente poco se difunde y sabe de los beneficios y como postular al subsidio de acondicionamiento y por lo visto tanto el Ministerio de Medio Ambiente como el MINVU, que esta encargado de este eje, se han estado lavando las manos y dejando todo en manos de empresas  “entidades patrocinantes” que hasta deben “salir a cazar postulantes”. Y peor aún, da la impresión de que si bien la idea e intención de este prioritario eje son buenas, luego los propios servicios públicos hacen todo lo posible por sabotearlo con vallas burocráticas. Así sucede que para aplicar el subsidio se requiere cumplir con varias condiciones, entre ellas contar con permiso de edificación. Y cuando se tramita esos permisos, que son cientos, la Dirección de Obras Municipales se demora hasta seis meses en ello. 
En cuanto a la yunta virus -contaminación, recibimos hace poco un interesante resumen realizado por Chile Sustentable sobre estudios internacionales en el tema, en el cual se aprecia que el peligro esta en que el material particulado en suspensión actúa como portador del virus y que ese material con virus incluso es dispersado por tormentas. En segundo lugar, está  el que existe una correlación entre área contaminada y aumento de enfermedades virales ya que la contaminación afecta al sistema de inmunidad. En tercer lugar, tanto en Europa como en Hubei en China, el Covid 19 tuvo su apogeo en áreas contaminadas con NO2.  Si bien el humo de leña no produce dióxido de nitrógeno, habría que ver que pasa con sus reemplazantes y con la generación termoeléctrica ubicada dentro del área saturada de Coyhaique. Vale agregar que los gases lacrimógenos y el humo de quema de neumáticos también actúan como portadores de virus por lo cual ¡mas vale evitar producirlos!


Publicar un Comentario