ENTREVISTA A DN. REYNALDO SANDOVAL CIFUENTES, PIONERO DE LAGO VARGAS Y FUNDADOR DE TORTEL

 

Esta entrevista a Dn. Reynaldo Sandoval Cifuentes (Dn.R.), 90 años, fue realizada en junio de 1982 en su vivienda, en la confluencia del río Vargas con el Baker; además estaba Reinaldo Sandoval Fuentes (Lalo=L), hijo y Mabel Sandoval (nieta).

Como entrevistador hizo Peter Hartmann S. (P) Arquitecto (E) U. de Chile.

En la grabación además se distinguen los sonidos del fuego en la estufa, los sorbidos del mate, los pavos, y pollos; (además de visitas que llegan al final).

Las preguntas van dirigidas a confirmar datos de entrevistas anteriores a Dn. Jorge Chodil Millacura (74) y a Reinaldo Sandoval Fuentes (33) y datos generales de otros “pobladores” y “continentales”, sobre la confusa e incierta historia del sector.

Como acotación vale señalar que por esos “extraños vaivenes del destino” los cuatro pioneros fundadores de Tortel hoy están excluidos de la comuna………….

 Agosto 1982

 Nota: 

Don Reinaldo Sandoval Cifuentes sufre de sordera, por lo cual la entrevista fue bastante gritada, causando algunos mal entendidos.

 

L.                             Pero, había poblado Ud. más o menos en qué año…..

                  ……así es que…..

Dn.R.        Periodistas han venido a Tortel allí

P.                              ¿A…sí…?

Dn.R.        Y esos llegaron ahora último pués

P.                              Mm, mm

Dn.R.        Claro, algunos ni conocen la población, ahí no más

P.                              Claro, por eso cuéntenos como era cuando Ud. llegó y que es lo

                  que había antes

Dn.R.        ¿Ah…?

P.                              Si es posible que nos cuente como era cuando Ud. llegó, no sé; cuente de

su vida y de las compañías, todo eso pues

Dn.R.        Aquí en el Baker

P.                              Claro, para aclarar la cosa pues, ya…

Dn.R.        ¿Y por donde empezamos pues?

P.                              Bueno… cuando

Dn.R.        Como llegué al Baker…

P.                              Sí, eso

Dn.R.        Sí, yo vine arrancando de los argentinos, los argentinos mataban  a los chilenos por una huelga que hicieron afuera, mataron a once mil creo… Yo trabajaba afuera en la Argentina y vine al Baker… en ese tiempo el Baker estaba poblado hasta el Colonia, no más hasta ahí.

P.                             ¿Qué año?

Dn.R.        Yo este vine para adentro, vine a ver el Ñadis, el primero que vio el Ñadis que vino a caballo fuí yo.

P.                         Ya

Dn.R.      Eso yo el año no me acuerdo

P.                          ¿No?

Dn.R.      Habrá sido como el 21, 1921 en junio entré yo

P.                          Huuu…ya

L.                         Después de eso Ud. estuvo poblado al otro lado del Baker

Dn.R.      Claro pues, si esa vez me quedé acá, volví para afuera, para la Argentina volví acá tenía unos caballos donde Cayuqueo, así que los vine a buscar y entonces Cayuqueo me vendió unas vacas, es decir le presté plata y me devolvió vacas.

L.                        Ya

Dn.R.      Y me dio un puesto para que pueble ahí en el campo de la compañía en ese tiempo

P.                         ¿El Ñadis?

Dn.R.      Del pueblo para allá frente al Pueyredon o Cochrane que es ahora

L.                         La costa del lago Pueyredon

Dn.R.      Ahí estuve poblado

P.                          Ya

Dn.R.      Después de ahí, Don Lucas Bridges tenía más agallas que un pescado

P.                          Ya…

Dn.R.      No me podía desalojar, me buscó la buena, me buscó la mala, entonces después se valió de que yo no había hecho el Servicio Militar y me hizo llevar preso a Castro, para sacarme la hacienda porque yo tenía hacienda allá, tenía como 200 vacas y como 100 yeguas y mientras me tenían  en la cárcel en Castro me sacaron la hacienda, perdí más de la mitad, y ahí estuve poblado al otro lado del Baker, porque me llevaron los que me quedaron al otro lado del Baker…  pero ahí no se podía vivir, eso es muy chico para tener animales; uno puede vivir en cualquier parte; así que después me agarré de un ingeniero, el Sr. Guillermo Torrealba, él me consiguió el permiso de ocupación aquí y el retiro allá.

P.                         ¿De aquí, dónde vive Ud. ahora…?

Dn.R.      Por eso vine aquí yo, pero antes de eso yo vine con un tal Florindo Mansilla a ver…

P.                         Ya

Dn.R.      En ese tiempo era muy difícil del Ñadis para acá, no había camino

P.                          Claro…

L.                         ¿Y de ahí, en qué año se vino para acá Ud. definitivo ya a poblar?

Dn.R.      Vine después que vino el tal Mansilla, al poco tiempo vine el 37, por ahí más o menos, el 37…… claro…… el 37 ya tenía vacas ahí en el campo de Santos, ¿cómo se llama ahí?

L.                        En el Pedregoso

Dn.R.     

P.                          Ya…

L.                         Claro, aquí arriba no más

Dn.R.      Traje 112 vacunos y me quedaron 22, se murieron todos

P.                          Ayayay…  ¿Ud. fue el primer poblador acá, no es cierto?

Dn.R.      Sí, justamente eso es

P.                          Ya

Dn.R.      El vecino que tenía era Juan Arriagada allá en el Ñadis….

P.                          ¿En el Ñadis?

Dn.R.      En ese tiempo esto era bosque, no se podía pasar de a pie

P.             Pero, en ese tiempo también funcionaba la Compañía de Bridges por acá, o no?

Dn.R.      Ah claro, yo tengo el desalojo, estaba aquí no sé donde estará

L.                        No sé, si debe estar acá todavía

Dn.R.      Estaba aquí cuando yo llegué aquí

L.                         Sí, sí estaba

Dn.R.      Un desalojo que mandó por Don Lucas Bridges, Esteban Lucas Bridges y el Sub Delegado Pardo, ese mandó el desalojo aquí

P.                         Ya

Dn.R.      Si no me iba a venir a buscar él aquí

P.                          ¿Y no vino?

Dn.R.      Hablé con él en la Entrada en septiembre

P.                          ¿Entrada Baker?

Dn.R.      Yo sabía que eso era un abuso, puedo decirle a Ud. para que sepa que en el Baker nunca hubo justicia; aquí reinó la injusticia y aún está reinando; no hay quien enderece eso

P.                         Dígame, en qué parte hay justicia completa…

Dn.R.      No hay en ninguna parte yo creo…

P.                          Por desgracia…

Dn.R.      La injusticia reina aquí más que en ninguna parte

P.                          Claro, es que está muy lejos, por eso es muy difícil que haya justicia

Dn.R.      Sí,….  no se compondrá nunca

P.                          El Sr. Bridges bajó de Entrada  Baker hacia abajo ¿o no?

Dn.R.      ¿Qué es lo que dice?

L.                         Lucas Bridges alguna vez bajó para acá abajo de allá de la compañía

Dn.R.     

P.                         

Dn.R.      Dn. Lucas estuvo en Pisagua (N del E: Bajo Piragua, en costado Norte del Delta del Baker).

P.                          Ya

Dn.R.      Tenía grandes almacenes ahí

L.                         Esos eran los almacenes que quemó después Lancaster

Dn.R.      Sí, Lancaster los quemó

P.                          ¿Y por qué?

Dn.R.      Si eso es cosa de ellos no más…  orden de Dn. Lucas

P.                          Ya

Dn. R.     No ve que Don Lucas no quería que se abra este puerto aquí, porque eso lo conversó conmigo; dijo que si abría el puerto aquí agarraban todo el campo y la compañía a lo largo los amigos chilotes dijo…  y todos comían carne capón, sacaban la cuenta que comían como 4.000 capones en la pasada, en el verano aquí, y eso es la realidad; por eso quería que se cierre ese puerto

P.                         ¿Se cierre?  Ya…

Dn.R.      Se quemó y hundió un barco que le había dado el gobierno para que se  surta, ahí está hundido…

P.                         ¿En qué año llegó esa Compañía?

Dn.R.      ¿Dn. Lucas?...  eso yo no sé que año habría llegado Dn. Lucas aquí, que antes hubo otra, una compañía vieja de Julio Vicuña Subercaseaux; ese fue el que se fundió la Compañía vieja.  Claro, no ve que en ese tiempo circulaba oro y por no pagar a la gente y todo lo que se debía la Compañía, él se quedó con el oro y quebró la Compañía vieja (N del E: se refiere a la Sociedad Explotadora del Baker).

P.                         Ya  ¿y qué pasó al quebrar la Compañía vieja?

Dn.R.      Quedó todo desocupado sin gente

P.                          ¿Y la gente?

Dn.R.      La gente, los que no murieron  en Pisagua…

P.                          ¿Cómo murieron?

Dn.R.        no, todos…

P.                          ¿No, cómo?

Dn.R.      Todavía hay uno vivo de esos

L.                         Ya

Dn.R.      Hay un hombre vivo de esos, pero está en…  allá en la Argentina, tiene una estancia allá, la estancia Los Machos…  En 1906 quebró la Compañía vieja ahí están las cruces donde están los muertos

P.                         ¿Cómo murieron?

Dn.R.      Unos dicen que murieron de hambre, otros dicen que escorbuto, pero según lo que conversan los que quedaron vivos dicen que no, que era una mixtura que le hacían con la harina para que coman los chilotes y mueran…

P.                         Ya  ¿y por qué querían…?

Dn.R.      Para quedarse Vicuña con el dinero, no ve que ahí está claro; muriendo no se les pagaba nada a esos muertos…

P.                         Eran buenas personas ah….

Dn.R.      Claro…

L.                         Ja, ja, ja, ja

Dn.R.      Ahí está, no ve ahí está ¡Está Claro!

P.                          Claro

Dn.R.      Ese que está vivo cuenta bien la historia

P.                          ¿Quién será? ¿Quién es el que quedó vivo?

Dn.R.      Quedaron varios; yo conocí seis de esos

P.                          ¿Si?

Dn.R.      Claro, esos llevaron 8 ó 10 a Norteamérica; ahí se justificó que estaban envenenados con no sé como nombran el que los va matando de a poco, sin dolor; eso es lo que quisiera ya yo para que no me duela ni una cosa para morirme…

P.y L.      Ja, ja, ja…

Dn.R.      Sí, es cierto.  Dicen que de repente se quedaban tristes un día, al otro día ya se les caían todos los dientes, los sacaban y no les dolía ni una cosa, y de ahí ya venía la muerte…  cuando venían a sepultar unos allí en Pisagua, volvían y ya había uno o más muertos

L.                        Claro

Dn.R.      Así que al último se cabriaron de venir a una islita, ahí están; entonces dispusieron sepulturas frente a Pisagua en la punta de la playa esa, ahí habrían como 70

L.                        Ya

Dn.R.      Ahora no hay ni uno, se los llevó el mar todo eso

L.                         No se lo llevó todo el mar

P.                          ¿Y cuántos muertos habrá habido ahí?

Dn.R.      Ahí donde están esos que se pueden contar todavía hay 30 y tantos

P.                          Y cuando usted llegó ¿Cuántos habían?

Dn.R.      Todos esos estaban allá en el mar, habrían como 25 todavía

L.             No ve que antes del cementerio , cerca del cementerio verdadero cuando             él bajó ahora, frente de donde sale el río al mar, hay una punta del cerro bajita y cerca hay una playa grande, ahí en toda esa playa estaba y ese es el cementerio que cuenta él

P.             Ya, o sea había otro cementerio…

L.                        Claro

P.             Pero, ¿el cementerio ese de la Isla de los Muertos?

L.                        De la misma época…  del mismo tiempo

P.             Ya

L.             Pero más abajo había otro, una playa donde hay playa ahora, ahí había otro

Dn.R.      Sí, es playa ahora, claro

P.                         Ya

Dn.R.      Comían animales en la tierra que había ahí

P.                          ¿Ahí en la isla de los muertos cuántos habrían?

Dn.R.      ¿Ahí en la isla de los muertos? Habrían 37 parece que hay

L.                         Sí, 36 parece que son los que quedan, pero habían más antes

Dn.R.      Ah, claro

P.                          ¿Cuántos?

Dn.R.      Sí, allá abajo habrían muchos más

P.                          ¿Cuántos habrían?

Dn.R.      Habrían más de 70 en total de esos

P.                          Y ¿cómo dices tú que eran 200?

L.                         Sí, más de 200 dicen que hay

P.                          ¿Quién dice?

L.                         Él mismo, es que no se acuerda

Dn.R.      En la isla de los muertos hay una cruz grande, alta; esa la hice yo con el Teniente Cotroneo, cuando hallamos ese cementerio ahí, porque estaba lleno de montes y limpiamos ahí; yo labré los palos y el Teniente los colocó ahí; ahí están

P.                         Todavía quedan algunas

L.                         Una cruz grande que hay adentro, una que está caída, que está al medio casi del cementerio para atrás, esa fue la cruz que hizo con el Teniente

Dn.R.      Esa está entera todavía

P.                          ¿A qué se dedicaba esa Compañía? (bis)

Dn.R.      Esa gente se dedicaba a salir que de aquí con chalupas a las confluencias, llegaban allá al Colonia, alguna que otra vez vinieron a dejar carga a las confluencias

P.                         ¿Y en qué trabajaban?

Dn.R.      A remo lo llevaban

P.                          Ya

Dn.R.      Ahí en el Colonia habían grandes almacenes

P.                          ¿Para las Compañías grandes?

L.                         Claro, para las Compañías

Dn.R.      Y para creer que no había nada, los mandaron a quemar la Compañía de Don Lucas, le atraco fuego el finado Segundo Jara

P.                         ¿Esas Compañías tenían instalaciones, un muelle en Tortel?

Dn.R.      Sí, claro.  Ahí tenía, pero en Pisagua

P.                          Ya

Dn.R.      En el Colonia, más allá en el Las Latas había unos tremendos caserones

L.                         Claro

Dn.R.      En la Entrada

L.                         Tenía 1,2,3,4 puestos; o sea mantenimientos

P.                          ¿La primera o la segunda?

L.                         La segunda

Dn.R.      Y se acuerda que hizo todos los trabajos acá, tenía puente El Salto, tenía puente El Ñadis, tenía puente El Cochrane

P.                         ¿La Compañía Bridges?

Dn.R.      La Compañía Vieja

P.                          La Vieja

Dn.R.      Puerto Ñadis lo conocí yo cuando el río lo había arrancado de este lado, lo había tirado para el otro; grande era ese

L.                        ¿Dónde estaba ubicado ahí?

Dn.R.      Ahí donde estaba el Quinto

L.                         Al lado arriba

Dn.R.      Poquito más arriba, donde hay una piedra

L.                         Sí, la Compañía Vieja, esa es la Compañía que nombró tanto…

Dn.R.      Después que Julio Vicuña se fundió, subarrendó “House” (Hobbs) y Cia. un inglés de borracho murió, se fundió también el “House” ese; cuando murió éste, se quedó Don Lucas Bridges de Gerente de la Compañía y era primer Alcalde de Punta Arenas Dn. Lucas

P.                         Ah, sí, mire…

Dn.R.      Así que le quedaba acá, la horma del zapato, lista para desalojar la gente, mandaba Carabineros de Punta Arenas para que garroteen acá

P.                         En aquel entonces, cuando usted llegó ¿había alacalufes, chonques…?

Dn.R.      ¿Acá?

P.                         

Dn.R.      No, acá no

P.             ¿Abajo?
Dn.R.      En Edén sí, pero muy a lo lejos

P.             ¿Y abajo en la desembocadura, a Pisagua llegaban?

Dn.R.      No

P.                          ¿No?

Dn.R.      Cuando supieron que llegaba gente ahí de aquí, se venían ellos…  no ve que los corrió Lancaster a bala

P.                         Ya…  ¿cómo fue eso?

Dn.R.      Lancaster mató como 11

P.                          Ya

Dn.R.q    Porque antes de eso vino un Cabo de afuera, el Cabo Quezada; los vio a los indios que llegaban pobres a pedir ahí, entonces se fue para afuera; cuando estuvo allá afuera pidió permiso para venir y traerles regalos a los indios y darles un buen banquete en Tortel; si salieron civilizados dice

P.                         Sí…

Dn.R.      Le dieron permiso, trajo de todo; estuvo unos  días con los indios como 8 ó 10 días, no sé cuantos.  El Cabo Quezada está en Osorno

P.                         ¿Y cuándo fue eso?

Dn.R.      Del año  no me acuerdo

P.                          Ya

Dn.R.      Pero no hace mucho tiempo que vino uno de allá, traía un informe de Quezada cuando él había estado en Pisagua

P.                         Ah, sí

Dn.R.      Entonces después, Quezada cuando se fue para afuera, al poco tiempo vinieron los indios, estaba Lancaster; Lancaster se atrincheró más arriba, ahí estaban cajones de balas y todo…  y ahí les empezó a tirar y los mató; mató a unos cuantos, los otros arrancaron.  Vuelta Quezada a venir a …  sacar el informe de los alacalufes…  después han venido, pero ¿ahora ya no vienen?

L.                        No, quedan pocos ya también

Dn.R.      Que no han de quedar digo yo

P.                          Mm

Dn.R.      El otro día cuando estuve, dos parece que vi ahí

P.                          Quedan poquitos

Dn.R.      Se han extinguido, han cruzado con chilenos, no hay alacalufes por estas poblaciones

P.                         Ahí en la bahía, donde está la base ¿qué es lo que había antes?

Dn.R.      ¡Ahí había población pués!

P.                          Si

Dn.R.      Se ve que ha estado rodeado de población eso

P.                          ¿De quién?

Dn.R.      Todavía se notan postes plantados donde tenían muelles, había un muelle grande si

P.                         Ya…  ¿de cuál Compañía?

Dn.R.      De la Compañía Vieja, ¡Si la nueva no hizo nada más que destruyó no más

P.                         Ah, sí

Dn.R.      Había un aserradero también, unas piezas andan por ahí botadas

P.                          Si ¿esas son las piezas que andan…?

L.                         Sí, esos son los fierros que andan por ahí

Dn.R.      Cuando yo bajé conocía el torniquete donde arrastraban los rollizos del mar, ahí donde mismo está Velásquez

L.                        Ahí mismo estaba la instalación del aserradero

P.                          Ah…  si…

L.                         Donde le contaba yo, donde está la población

Dn.R.      No ve toda esa costa fue poblada ahí

P.                          Ahí donde usted tiene casa  ¿también había?

Dn.R.      Sí, claro

P.                         

Dn.R.      Es decir que yo tengo la casa al faldeo arriba y la población estaba abajo y ahí se ve que ha habido camino, calle no sé yo

P.                         Ya…  pero, ¿abajo por la orilla?

Dn.R.      Sí, por la orilla del mar

P.                          Ya, claro

Dn.R.      ¿Usted no ha estado allá?

P.                          Sí, sí estoy hace mucho tiempo

Dn.R.      No ve que ahí donde se está haciendo casa Duhalde, ahí mismo pasa el camino

P.                         Sí, sí me he fijado que es bien rara esa parte ahí atrás

Dn.R.      ¿¡Ah!?

P.                          Es bien extraña esa parte allá atrás

Dn.R.      Sí… claro, usted sabe lo de la casita mía que hay ahí

P.                          Sí, sí la conozco; sí la he visto…  ¿De dónde viene el nombre Tortel?

Dn.R.      Ese fue un marino, Juan José Tortel

P.                          Ya

Dn.R.      Ese estuvo en la guerra del 79, tripulaba en la Covadonga cuando vararon

                la Independencia del Perú (N del E: J.J. Tortel fue marino de la Guerra de la Independencia y luego Gobernador de Valparaíso; la Armada puso el nombre para honrarlo).

P.                         Ya

Dn.R.      Claro, después anduvo ese Tortel aquí en los levantamientos de estos

P.                          ¿Él fue el que le puso el nombre?

Dn.R.      Claro pués

P.                          Sí, ya mire

Dn.R.      Sí, Juan José Tortel es, hay un libro acá…  ¿no lo has visto tú?

L.             Sí, sí yo le contaba  que acá había un libro de esos yo no…  ahora está bajo llave, sino se lo habría mostrado 

Dn.R.      No ve que aquí había discusión que…  decía que era Jorge Tortel y yo no que era Juan José Tortel, yo lo leí en la historia

L.                        Un libro que hay del levantamiento de Tortel por Juan José Tortel

P.                         ¡Ah! debe estar en la Biblioteca Nacional, a lo mejor…

Dn.R.      El libro ese lo tenía arriba…

L.                        No si quedó acá, estaba acá

Dn.R.      Estará en la valija esa

L.                        Debe estar acá guardado adentro

Dn.R.      Allá en la valija esa si quieren ver todo lo que se ha hecho aquí, hay que pedirlo no más…hay una valija, está todo lo que he hecho yo y todo lo que se ha hecho en la Región

P.                         ¿La valija quién la tiene?

L.                        Aquí está, en la casa la tiene bajo llave

Dn.R.      Ahí sabe, Titín Gallardo me dijo bien donde estaba, Jorge Mansilla también sabe donde está y quien la escondió sabe también; está escondida allá en Tortel

L.            Esa era otra que hay escondida en Tortel y esa es cuando se formó la cooperativa aquí…

Dn.R.      Esa la puede hacer aparecer el Alcalde, se informa bien

L.            Cuando hubo una cooperativa acá abajo, no ve que ellos los primeros pobladores…  se organizaron; cuando recién se organizaron formaron una cooperativa después de eso vino los comités y cuestiones, las reformas del país…

Dn.R.      ¡Qué no se nos apague el fuego!

L.            Entonces, después cuando ya habían comprado ya la cuestión, este llegó uno y la escondió, escondió todo el documentaje que  había de cuando se pobló Tortel

P.            ¿Y dónde estarán esos documentos?

L.            Eso es lo que yo no sé…  Jorge Mansilla sabe

P.            Ah  sí,  cuál Mansilla…  el que…

L.            El que vive aquí en el rápido (Borquez)

P.            Ah sí…  ¿Y por qué la escondieron?

L.            Porque si, porque había, no ve que había mucha… como dijera, este muchas riñas entre los que llegaron últimos, a los que llegaron primero; fue una contrariedad que se agarró la gente entre los que poblaron…

Dn.R.      Si se interesan en saber todo…

P.           

Dn.R.      El Alcalde que le pida la valija, está en el cielo raso de la casa atravesada que hay del comité que hay arriba en la loma ahí

P.            Ya

Dn.R.      Esa casa es de nosotros

P.            Claro

L.                        Esa casa que está Maripillán ahora

Dn.R.      En el cielo raso, arriba está

P.            Ah sí, ahí está

Dn.R.      Ahí está la valija

P.            Mire, y ¿cómo no me ha dicho nada él?

Dn.R.      Sí, el que debe hacer eso invite a este y al Jovino para los documentos, que no se pierda ningún documento

P.            ¿Le preguntamos ahora?...

Dn.R.      Ahí hay cartas de todos los Presidentes que ha habido en Chile

P.            Ya

Dn.R.      Desde Don Carlos Ibáñez para abajo

P.            Vamos a tratar de ubicarlo (N.del E…. fueron quemados)

Dn.R.      Sí claro; ahí todo se justifica, está lleno de documentos

P.            Alguien la debe tener escondida por ahí

Dn.R.      Incluso hay una tarjeta que mandó el finado Frei, también está ahí

P.            Si

Dn.R.      Carta de Don Allende, carta de Alessandri

P.            Y ¿a quién le mandaban cartas?... ¿a usted?

Dn.R.      ¡Claro pues, aquí a mi!

P.            Sí, ya

Dn.R.      No ve que yo soy promotor de todo esto aquí, ellos saben eso

P.            Ya  ¿ellos le respondían la carta de usted?

Dn.R.      Claro

P.            Ya

Dn.R.      Todo lo que se les reclamaba ellos contestaban

P.            Ya, ah… ya

Dn.R.      Don Jorge Alessandri contestó que tenía Intendente la Provincia esta

P.            Ya

Dn.R.      No había más que hacerle a un oficio para que resuelvan los problemas de Tortel… hagan proyectos y…  se resuelvan estos problemas…  pero en Aisén estaba el señor Atilio Cosmelli Esteva, se le mandó, no contestó ni una cosa

P.            Ya, ¡valla, valla!

Dn.R.      Después hay carta del Ministro, del señor…  ¿cómo es que se llamaba?...  señor Sergio Ossa Pretot, que fue Ministro de Defensa; después se entregó Don Juan de Dios Carmona del General Schneider, Don Fernando Porto Angulo, ese era de la Armada, jefe de la Armada; estuvieron ahí conversando con nosotros

P.            Cuénteme  ¿cómo fue que consiguieron que llegara la Base?

Dn.R.      ¿A pedido de quién?...  ¡aquí este el que las pidió!

P.            Ya, cómo

Dn.R.                  Y junto con ellos llegué yo, llegué antes de ellos, pero acá me dejaron atrás; vino el Lautaro Comandante era don Gustavo Jullian, (puede ser Juñian), andaba Don Osvaldo Beyman, Manuel Miranda, ese era el Capellán de la Armada; de ella se consiguió por intermedio de Don Jorge Monroyer, Jefe de Estado Mayor de la Tercera Zona.

                Estaba de Almirante don Juan de Dios Moraga, era suplente del otro andaba ya…

P.            ¿Cuándo fue eso?

Dn.R.      Cuando fui la primera vez a Punta Arenas, que año no se sabe…  fue como el 53, por ahí 52…  no me acuerdo

P.            No, pero ¿cuándo llegaron los marinos acá?

Dn.R.      ¿Cuándo se instalaron ya? 

P.           

Dn.R.      Si se vinieron el 55…  los vino a dejar el Micalvi, Comandante era Don Oscar Buzeta Muñoz

P.            Ya, ¿y el Lautaro, cómo fue la cosa entonces?

Dn.R.      El segundo Comandante era Ernesto Lillo Caucán

L.            El Lautaro fue el primer buque que vino cuando la… 

P.            Vino a verla

L.            Claro, ese vino a ver el terreno

Dn.R.      El primer marino que estuvo a cargo de esa base ahí, ese fue Marcos Cansino Bazan, está en Punta Arenas él

P.            Si

                (pausa)

Dn.R.      Está hirviendo la tetera para que tomen una taza de té

P.            Está todo medio negro por allá (afuera)

Dn.R.      Yo cuando yo llegué aquí, el Baker yo vi que la salida del Baker es por el Baker, por eso bajé yo…  cuando yo bajé la primera vez aquí venía con un minero mandado por el Ministerio de Minas y otro venía para agarrar coipos ahí; y yo buscar la línea, yo creía que la línea pasaba ahí al lado del otro río al valle, la busqué mire que anduve en el valle, harto conozco todo eso por el valle, pero no hallé línea, no

P.            ¿Cuánto tiempo le costó encontrarla?

Dn.R.      Tuve que ir a Aisén, después vine al Baker para juntar plata otra vez había ido al norte, esa vez iba para Santiago y me enfermé de pulmonía, quedé en Castro y ahí compré un bote y un motor y me vine para acá, me costó conseguir si; me largaron en San Pedro 2 millas en el Golfo, ¿usted conoce ahí?

P.            No, todavía no paso; he escuchado mucho

Dn.R.      San Pedro está a 10 millas de …  adentro del Golfo (de Penas)

P.            Ya

Dn.R.      Me largaron 2 millas allá adentro, un temporal había; y de ahí claro dieron cuenta de la Base San Pedro a Punta Arenas y el Almirante me madó a llamar que fuera como pueda; venía un buque del norte que me pase a buscar, yo contesté que no tenía plata y no tenía; $5 pesos era lo que me quedaba.  Ya…  iba a ver la posibilidad de ir después; contestó el Almirante de allá de la Base porque estuve muchos días, que el dinero no era problema, que vaya no mas; no fui na’, yo tenía que venir, estaban estos aquí

P.            Los tenía solitos

Dn.R.      Yo andaba con la madre de ellos

P.            ¿Y ustedes se quedaban solos?

L.            Teníamos hermano mayor

Dn.R.      Así que me vine, la primera vez vendí 70 vacunos y me fui por el pueblo de la Argentina, me fui a Magallanes

P.            ¿Dónde vendía los vacunos?  ¿vendía los vacunos en Argentina?

Dn.R.      Claro, en ese tiempo valían 150

 P.           Ya, ¿los vendían en Argentina?

L.            ¿En ese tiempo los vendían por la Argentina?

Dn.R.      No, si los compraban aquí; esos que vendí yo esa vez no más, si se los vendí al finado López, iban para Aisén…  me…  ¡costó mucha plata esto!

P.            Me imagino

Dn.R.      Puede ser que Pinochet se acuerde de mi y me de un buen motor siquiera para andar en el río…  menos mal que de aquí que me lo cobre después, yo si no viene le iba a decir

P.            Que; si jamás ha venido por estos lados

Dn.R.      ¡No ve que le entrégo un pueblo Sr. Ud, ve esto!  ¡Una zona poblada con muchos habitantes y que va progresando no mas, y es muy rica la zona!  lástima que está mal explotada…

P.            Claro

Dn.R.      Que somos explotado somos nosotros…

P.            Ji, ji, bueno…

Dn.R.      Mire a ver la injusticia ahí en la ECA, el litro de parafina vale $50, en Punta Arenas vale $8…

(se acaba cassete primer lado)

P.            Es que aquí pasan cosas raras

Dn.R.      Exacto, ya la remató

                Punta Arenas tiene los precios por la Municipalidad; ya ni podemos  arreglarnos con parafina.  Yo estoy feliz, si estoy lleno de nietos

P.            ¿Cuántos nietos tiene?

Dn.R.      Debo tener como cuarenta, si hay por todos lados; allá en Tortel la escuela está llena de nietos mios

P.            Sí, todos los Sandovales

                ¿Qué edad tiene usted?

Dn.R.      90, entré a 90 el 4 de marzo

P.            Todavía…  caminando bien…

                Ha cambiado mucho esto desde que usted está por acá?

Dn.R.      Sí claro, está cambiando con este gobierno ha cambiado mucho

P.            Si…

Dn.R.      Si pusieran orden aquí, que venga una empresa comercial, no una empresa judía como es la ECA, yo no estoy en contra de ECA, pero la ECA le queda grande; dice Empresa de Comercio Agrícola, eso es mucho.  Un turco hace mucho más que una ECA aquí, porque el turco compraría y vendería; ésta no compra ni una cosa no más que vende no más y está fuera del alcance de los bolsillos de todos casi…  yo por eso no voy nunca a ECA

P.            ¿Antes era mejor la ECA?

Dn.R.      Claro pues, porque antes vendía como en el pueblo menos más barato, pero ahora se sacaron los zapatos

P.            Las ideas nuevas pues (se escuchan los pavos)

Dn.R.      Yo no sabía, yo tengo boletas aquí, mire

P.            Cinco mil altiro

                Yo también la encuentro que es muy cara, algo raro pasa ahí, yo no puedo entender tampoco porque es tan cara.  Vamos a tratar de hacer algo

Dn.R.      ¿Y qué le vamos a hacer?

                Sería bueno que le hagan un control, sí

P.            Claro, si algo tiene que pasar ahí, está muy raro eso

Dn.R.      Por eso salí a andar por ahí, ahora ya no voy nunca casi; hay una diferencia bárbara, Coyhaique con Punta Arenas no más, Coyhaique es mucho más barato que Punta Arenas todo

P.            Ah…  sí

Dn.R.      Punta Arenas el comercio es libre , pero hay muchos precios municipales, que la municipalidad le puso precio

P.            ¿Todavía…  ahora?

Dn.R.      Sí; las papas, la leche; eso sé yo que la leche $25 el litro, las papas $15 el kilo

P.            ¿Y de qué vivían ustedes, antes aquí?  ¿del puro ganado?

Dn.R.      Claro, ni eso tenía salida, había que sacarlos para afuera, venderlos para afuera primeros años…

P.            ¿De qué cree usted que va a vivir la gente a futuro?

Dn.R.      De pescado irá a vivir porque tierras no quedan, así como va.  El error más grande que se cometió en Chile fue prohibir que quemen los campos; los campos se llenaron de montes…  ahora un hombre que tengo yo me va a hacer un camino para  que pueda salir, está todo tapado de montañas

P.            Crece rápido

Dn.R.      Y el animal Yegüerizo, el vacuno y la oveja no se cría debajo del monte…  ¡mueren!

P.            Sí sé.  Las Compañías de ese entonces ¿tenían el ganado arriba en el valle de Chacabuco?

Dn.R.      Sí, del Colonia pa’ afuera tenía hacienda

P.            ¿Y aquí abajo lo único que tenían era bodega?

Dn.R.                  Sí, la Compañía tuvo ovejas donde está la base, en el cerro; en ese tiempo eran quemados

P.            ¿Y quién quemó…  ellos?

Dn.R.      La Compañía vieja, claro ellos incendiaron; después empastaron

P.            ¿En qué año llegó esa Compañía?

Dn.R.      En 1890, por ahí que en 1906 se retiraron, y de ahí son las cruces que hay…  ¿usted no ha visto las cruces?

P.            Las vi, me impresionó mucho

Dn.R.      ¿Vio la cruz  grande que está ahí?

P.            No lo recuerdo mucho, pero debo haberla visto

Dn.R.      Ahí está la lectura…  yo

P.            Se están pudriendo las cruces, el tiempo

Dn.R.      Esta es una cruz nueva, quizás se está pudriendo por una cruz alta que pusimos, está todavía yo pasé por el río  y la vi de ahí, la vi de afuera

P.            Sí, pero ¿usted dice en el cementerio del correntoso…  o más abajo?

Dn.R.      Más abajo, allá en el correntoso hay un cementerio nuevo

P.            Claro

Dn.R.      (¡Shi, shi, shi!) (entran los pavos y pollos)

                Ahí cualquiera hace una declaración y ya la (radio) Patagonia larga eso ahí, grandes mentiras  larga la Patagonia, yo he estado escuchando aquí, grandes mentiras

P.            Lo que pasa es que los que vienen, vienen por muy poco tiempo, entonces no logran saber que es lo que pasa

Dn.R.      Lo que pasa es que cuando vengan periodistas, pueden consultarles a los Vargas o pueden consultarle a Chodil, ese que está al otro lado; siempre dice la verdad

P.            Yo he hablado con Chodil, me contestó bastante bien

Dn.R.      Ellos saben, después el otro…  no hay más pues

P.            ¿Ellos fueron los que salieron con usted a Puerto Edén, no?

Dn.R.      ¡Sí!

P.            ¿Cuántas veces usted ha navegado por allá afuera?

Dn.R.      ¡…Puhh…!  He hecho varios viajes a San Pedro, a Puerto Edén he ido tres veces en bote

P.            ¿Por cuánto tiempo?

Dn.R.      No me acuerdo, yo p’allá por lo menos fueron 5 días porque con viento a favor de allá p’acá tarda 10 ó 12, viento en contra

P.            Me contaban que ustedes andaban 3 ó 4 meses fuera

Dn.R.      Sí claro, hasta que conseguí esa base ahí, esa costó…  En Punta Arenas  había un Jefe de Estado Mayor muy buena persona, Don Jorge Monroyer, ese no sale en la historia que andaban escribiendo porque nadie lo nombró, yo tampoco porque nadie me preguntó y usted puede hacer  presente eso que le agradezco mucho a Jorge Monroyer, Jefe de Estado Mayor de Punta Arenas, el andaba en un buque en el Cochrane; Comandante (pausa)

L.            Porque él anduvo en una comisión que entraron por Pascua para arriba, que también fue por intermedio de expediciones científicas, Teniente o Capitán…  Comandante

P.            ¿Steffen y Mitchel?

L.            (Corretea a las gallinas) (intermedio doméstico)

P.            Me cuenta Lalo que usted sabe de las expediciones científicas que hubo para el Pascua, para el Bravo todo eso

Dn.R.      La primera comisión que vino, que fue al Pascua después que yo estaba aquí, fue cuando vino el Micalvi hacer la primera casa de Tortel, fui arriba hasta el Quetro, yo con una lancha que tenía anduve 18 días, con el Comandante Buzeta en el Micalvi

P.            ¿En qué año fue?

Dn.R.      El 54, el 55

P.            En ese año fue cuando se construyó el galpón rosado ese

Dn.R.      ¿A dónde?

P.            Abajo en Tortel

Dn.R.      55…  eso sí estoy seguro

P.            ¿Usted recuerda a Mitchel y Steffen?

Dn.R.      Sí claro, yo anduve por el (fiordo) Mitchel, anduve en el (río) Bravo

P.            ¿Con Mitchel?

Dn.R.      Pero antes que vengan a instalarse estos, oiga el Steffen también

P.            ¿Cómo se portaban ellos?

Dn.R.      Yo todo eso he recorrido, conozco todos los puertos hasta San Pedro

P.            ¿Cómo encuentra ahí Yungay para poblado?

Dn.R.      ¡Eso no sirve para nada!  A donde habrá puerto si no hay, a todo mar abierto el único

P.            ¿Algún lugar donde se pueda hacer un puerto, que llegue el camino y todo eso?

Dn.R.      El puerto bueno está en Puerto Cutter, hay una bahía grande y abrigada, ahí se fondean muchos barcos; de todos lados abrigado

P.            ¿Y lugar para poblado hay?

Dn.R.      Claro, sale una ciudad llega allá por punta Quillota ahí si es ciudad y en Puerto Cutter para hacer el muelle y todo; para hacer muelle no es locura es mal informe que tiene el gobierno de eso

P.            El problema es el camino parece, ese es el problema

Dn.R.      Lástima que no viene y ve, lo han engañado

P.            No, si yo estoy por eso ahí y tampoco me gusta mucho

Dn.R.      Sí, no ve

P.            Es una laguna; muy sombrío, y puerto chico ¿así que Cutter es bueno?

Dn.R.      En Cutter sí

P.            Si ahí es mejor hasta para el camino (pausa)… no ve que por el tenía que pasar  el camino, no meterlo para la cordillera y tenía que dar vuelta en Puerto Cutter

                Es que es muy lejos del Bravo eso

Dn.R.      Sí pero, si no van a hacer camino todo eso ahí; como yo he leído que el Sr. Pinochet habla de Tortel al O’Higgins

P.            Claro pero, pasando por aquí, o sea por el valle del Baker hacia arriba

Dn.R.      ¡No ve que allí está el informe malo!

P.            Claro

Dn.R.      Si pasa por Puerto Cutter, le queda cerquita para la cancha (de aterrizaje) esa que hay en Tortel…  y el puerto es muy bueno ese tanto para nosotros de aquí, como para los otros de allá; en cambio yo hallo que aquello no sirve para nada, ahí no hay puerto

P.            ¿Y Puerto Buzeta qué tal?

Dn.R.      Puerto Buzeta, es mejor que Yungay, ahí siquiera el canal es abrigado, lo que no tiene es patio Buzeta para hacer población, con unas poquitas casas que han hecho está lleno; no hay donde hacer pueblo, Cutter sale ciudad…  Pase a la mesa…

P.            Ya gracias…  ahí seguimos conversando

                ¿Ahí donde está la base que se llama Tortel ahora, se llamaba Pisagua antes?

Dn.R.      No, Pisagua es al norte del Baker, allá donde se llama Punta Casas, más adelante se llama Puerto Arturo

P.            ¿Y cómo se llamaba la Compañía allá adentro, la primera?

Dn.R.      No sé como se llamaba (Mabel interrumpe)…

P.            Usted no supo como se llamaba y ¿por qué pusieron la base ahí y no en otro lugar, era el mejor?

Dn.R.      Sí, porque ahí eligieron ellos no mas, y me pidieron a mi que haga una bodega al otro lado allá y al lado del sur, no ve que ahí hay una vuelta y ahí pidieron  que hagamos una bodeguita para guardar la carga, entonces se hizo allá; después cuando vinieron, yo no estaba, había otro un tal Frías ese los trajo y los puso ahí donde están.  Entonces me pidieron  a mi cuando yo bajé, porque yo bajé estaba trabajando ahí, que cambiemos la bodega esa a Tortel y ahí está y ese es el fundador que está ahí, la casita rosada que hay ahí, el galponcito ese, ese es el fundador (N del E: fue desarmada en 1986 y en su lugar se construyó la biblioteca).

P.            ¿Quién fue el primero en construirse sus casas abajo…  después del galpón?

Dn.R.      Alejandro Mansilla, ese deshizo el muelle que había hecho para hacer casa; había un muelle grande parado bastante adentro bien…  tenía mucha tabla, así que lo sacó e hizo casa

P.            Era mejor que el de ahora…

Dn.R.      Tenía escala, tenía todo

P.            Mansilla

Dn.R.      Alejandro Mansilla, el padre de Jorge Mansilla

P.            ¿Y cómo es que ha ido llegando  más gente, es que ustedes han contado afuera que aquí queda lugar o cómo?

Dn.R.      Si han llegado algunos por poblar; otros claro vinieron siguiendo donde hay más gente no más

P.            ¿Qué motivos cree usted que los traerá para acá?

L.            ¿Qué motivos traerá para acá a esa gente?

Dn.R.      Eso no se yo…  (je, je… )

P.            ¡No sabe…!

Dn.R.      Es que yo ayudé mucho para que pueblen, si con embarcaciones y todo

P.            ¿La gente viene casi toda de arriba, no de Chiloé?

Dn.R.      No, no de arriba no más

P.            ¿Ha ido cambiando mucho la gente o no?

Dn.R.      Sí… sí

P.            ¿Por qué?

Dn.R.      Si la gente que ha venido aquí a poblar primero, esos los corrían del pueblo, eran de Cochrane y se venían  para acá, casi todos esos fueron pobladores del Cochrane

P.            ¿Y por qué los corrieron?

Dn.R.      Por algunos motivos, tenían motivos y los echan, y ya de acá no los pude echar tampoco, yo los ayudaba que se metan para allá; los acarreaban para el Bravo, para el Pascua (pausa).  ¡Y cómo se ha desparramado la gente!

P.            ¡Qué harto!

Dn.R.      Que increíble y primero era sólo yo, los primeros años solo yo aquí; llegó de afuera un tal Méndez, hermano de Don Abelino (poblador del Baker).

P.            ¿A dónde pobló?

Dn.R.      Pobló, ahí afuera del Ñadis para acá, ahí están los Pino (pausa)…  quién se iba a animar a poblar aquí, si esto era muy feo, feo, feo.  No ve que teníamos que ir a buscar los víveres afuera a la Argentina

P.            ¿Cuánto se demoraban?

Dn.R.      Yo tardaba 20 días mínimo

P.            20 días…

Dn.R.      Claro…  para ir en este tiempo ¿cómo lo ve?

P.            ¡Más o menos no más!... ¿y la familia quedaba sola?

Dn.R.      Sola…

P.            ¡Harto empeño había que ponerle para eso!...  ¡Bien sufrido!

Dn.R.      Antes era un problema grande, ahora no, si ahora estamos en la gloria; si nos vendieran las cosas a un precio medio justo siquiera medio, estaría mejor que en Buenos Aires,  ¡Sí!

P.            ¡Le creo!  Porque no tiene problemas con Las Malvinas usted, aquí pues…(N del E: en esos días fue la Guerra de las Malvinas).

Dn.R.      ¿Y cómo va la pelea de Las Malvinas?

P.            No tengo idea tampoco

Dn.R.      No ha escuchado la radio

P.            No, muy poco

Dn.R.      De cuenta que pelean los moscos con un buey; le pega un colazo y queda el tendal de moscos… 

P.            ¿Usted es de Río Negro de Temuco?...  algo así me contaron

Dn.R.      Yo soy de Temuco

P.            Sí

Dn.R.      Sí, nací en Temuco

P.            ¿Y a qué edad salió de por allá?

Dn.R.      Debo haber tenido como 12 años

P.            ¿Y de ahí salió a la Argentina?

Dn.R.      Sí claro, de ahí me vine por la Argentina; salí por cerca de Neuquén

P.            ¿Al Cura Roncci lo conoció? (bis)

Dn.R.      No

L.            Al curita que anduvo últimamente por acá sí, sí lo conoce, no le sabe el apellido no más (pausa)…  el Padre Antonio, es que todos lo conocimos como Padre Antonio

P.            ¿El Padre Antonio?

Dn.R.      El Padre Antonio Sí

L.            Él es

Dn.R.      ¿Cuál es el apellido?

P.            Roncci

Dn.R.      Pero no ha vuelto, habrá muerto

P.            No, está muy enfermo…

Dn.R.      Está enfermo… 

P.            Parece que era buen hombre  ¿o no?

Dn.R.      ¿Y ahora quién viene, nadie?

P.            Nadie…

Dn.R.      Una lástima, debió haber vuelto el Padre Antonio; no ve que estaba haciendo una obra muy buena…  esa lancha que estaba haciendo

P.            Claro que sí, se ha preocupado mucho por la gente de acá parece (pausa)

                (Lalo conversa con Mabel)

                Después de haber sido usted el primer poblador de por acá y haber visto como han pasado las cosas ¿qué le queda, está feliz de eso o no?

Dn.R.      ¿Eh…  eh…?

P.            ¿Usted puede decir que es feliz después de la vida que ha vivido o no?

Dn.R.      Sí, estoy contento porque he visto lo que yo había empezado, lo veo ya hecho

P.            Que bueno; hay poca gente que dice que es feliz cuando está viejo, muy poca

Dn.R.      Estoy contento; paso mi vida más o menos no, lo único que me (…) es la ECA  ¡muy caro hombre!

P.            No es el único…

Dn.R.      El otro día cuando pasó uno que es Comandante ¿qué era?

P.            Ah…  el Comandante Polloni…(Alberto)

Dn.R.      Sí

P.            Era bien…

Dn.R.      Quería conversar con él, yo conozco a este hombre, si estuvo aquí, iba apurado igual que usted, cuando iba para arriba…

P.            ¡Qué tenía que tomar barco en Puerto Edén!

Dn.R.      Iba mal acompañado, apurado, ni lo dejó ni conversar casi aquí

P.            Pucha, lo malo es que a mi me gustaría conversar mucho más con usted, pero uno puede estar años así, porque…

Dn.R.      Hay que dejarlos que se vayan no más, igual se van a movilizar de aquí.  Esos, no ve que no saben… 

P.            El andaba bien interesado…

Dn.R.      Ah…  (pausa)

P.            Fuera de la ECA ¿le queda alguna inquietud?

Dn.R.      Nada más eso, de la ECA si me tiene bastante, es mucho, es una estafa, un robo, un salteo, un desastre.  Malo para la población, pues no ve que nadie trabaja para perder; yo siempre digo que venga otra empresa mejor, sea empresa de comercio que compre y venda, que haga circular la moneda para que todito se componga y la empresa que venga también, así no po… aquí han llegado al extremo que la ECA compraba lana, pero había que darles el 3% al que compraba la lana ¡y pagaba una miseria!

P.            Bueno, algo parecido con los cipreses no más pues

Dn.R.      Sí claro, ahí tiene otra historia (pausa)

                Yo no he hallado quien corte madera para ir a hacer un negocio particular no más, lo puedo hacer muy bien porque casualmente tengo todos los útiles aquí en el campo; tengo la madera y tengo todo y el medio para embarcar, está pues la barcaza esa que pasa…  puede trabajar independiente uno

P.            (…  Si es que la embarca…)

Dn.R.      Los cipreses ese es un …  yo sé que se vendieron arriba de 200 los postes; por eso anduve yo caminando; en Punta Arenas saqué eso, arriba de 200

P.            200

Dn.R.      Sí

P.            Por cada poste, así

Dn.R.      Y los de 9 pies 300 arriba, eso si que por ellos mismos allá de la Marina

P.            O sea ¿la Marina los vende en eso?

Dn.R.      No, la Marina lo llevaba de aquí a allá, yo los iba a vender y les traía la plata, igual el mismo cuento sigue ahora; vienen a embarcar aquí, dicen que los van a pagar y no pagan n’a y los llevan y después dicen que los cipreses bajaron…  ¡gran mentira!

P.            ¿Quién es el que gana ahí?

Dn.R.      ¿No se da cuenta quién es?...  ¡El ganador es!

P.            No, pero ¿dónde va a dar esa plata?...  porque alguien tiene que estar haciendo el negocio ahí pues…¿quién?

Dn.R.      A claro, esos se hacen millonarios aquí

P.            ¿Quién es el que se hace millonario?

Dn.R.      Esos que hacen el negocio que llevan la madera para Punta Arenas

P.            Pero no es la Marina…  ¿La Marina u otros?

Dn.R.      Sería la Marina, sería una gran cosa, si son marinos los que se hacen la América…  sería para la Marina, porque la Marina es útil para el país, pero es para una persona sola; esa es la injusticia

P.            ¿Será el que pienso yo o no? (N. del E. – Stgo. Mauricio Riquelme).

Dn.R.      Es mucho, alguna vez alguien tendrá que llegar a la cumbre, le va a pasar lo de los argentinos; no ve que tantas ganas de guerrear  que tenían y ahora…  casi de más le apagan la sed

P.            Todo se paga pues (pausa)…  (Mabel interrumpe)

L.            …  Y se largó a llover

Dn.R.      Va a nevar…

L.            ¡No!

P.            ¿Usted llegó casado acá?

Dn.R.      Sí claro, con hijos unos cuantos

P.            Ah, ya venía con hijos ya

Dn.R.      Claro, grandes

P.            ¿Y les costó mucho acostumbrarse?

Dn.R.      Se acostumbraron, no ve que había capitalito aquí para estar, para vivir; allá tenía que ir allá afuera a buscar que comer…  vivían bien…  la Argentina nos vendían fiado por el año; al año pagábamos, si plata no había igual que ahora; ahora dicen que no hay plata. Si plata hay mucha, es que anda en mal poder no…  ¡es que no la hemos ganado!...

               Así que ya se quiere ir ya  (a Mabel)

P.            …  ¡Sí…  parece que los más jóvenes son más apurados… ¡

 

FIN


Publicar un Comentario