FIN DE AÑO

Peter Hartmann, Director CODEFF Aisén, Presidente Agrupación Aisén Reserva de Vida.

No esta demás a fin de año hacer una recapitulación, algo como un balance.

Sin duda este 2020 la pandemia nos comió con dientes y uñas y en más de algún aspecto nos sorprendió mal parados. Cuesta adaptarse a la sociedad de la distancia social, al dominio del frio cibermundo y funcionar en esta jungla cuando te faltan los medios y conocimientos adecuados. Así nos encontramos, entre otras, de repente con que ya no hay diario en papel y los programas de radio los debíamos hacer por teléfono y luego vía zoom, lo cual nos costó mas de algún chasco. Lo que mas lamentamos, es que la pandemia nos dejó a medio camino en una iniciativa para forestar áreas verdes. ¡Sin embargo, nuestra columna más leída fue “Permacultura, Crisis, Huertos, Árboles”!

Así y todo, intentamos desde el principio aportar con una visión más ecológica y preventiva, más de fondo de la megacrisis, y algunos análisis que mostraban las contradicciones de esta extraña contingencia y de cómo en nuestro país se tiende a las soluciones reactivas y represivas. Por cierto, las crisis suelen develar nuestras falencias; del sistema sanitario, el maltrato a la Madre Tierra y como una sociedad arrogante sucumbe ante seres microscópicos. Y tenemos la sensación de que no aprendimos mucho. Los cambios culturales son un proceso lento. 

Y a propósito de procesos y cambios, el segundo tema en importancia de este año indudablemente fue aquel del tránsito hacia una nueva Constitución, que contó con un alto respaldo, así como que sus redactores no fuesen los parlamentarios y partidos políticos desprestigiados. Así nos encontramos ahora con profusión de candidatos independientes, con partidos camuflados y manipulando tras bambalinas y hasta con interesantes propuestas de Constitución Ecológica y varios grupos trabajando entusiastamente en eso.

Si bien la pandemia complico nuestras labores, inclusive las de fiscalización ciudadana, veíamos como la gran empresa extractiva, destructiva y contaminadora seguía operando sin mayor problema. En el tema agua nos encontramos con lento avance en la modificación del Código y ninguno en ley de glaciares; mientras este líquido vital pasaba a ser transado en la bolsa en EEUU de N.A., por acá seguía la polémica acerca de la central Los Maquis y las salmoneras insistían en invadir el mar Kawésqar.  En el intertanto, una ballena moría enredada en cables de una jaula de salmonera china en la Isla Matilde, seguían las denuncias por el basural en el litoral y la Superintendencia de Medio Ambiente cursaba una infracción por sobreproducción a un centro MOWI instalado en forma reñida con la ley en el Santuario de la Naturaleza de Quitralco. Además en esto nos sentimos honrados de participar en la defensa del pueblo Kawésqar y aprender de su cultura originaria. En las labores de legalidad ciudadana seguimos encontrándonos con el doble estándar en el cual el Servicio de Evaluación Ambiental hizo de todo para impedir la participación ciudadana que solicitamos ante varios proyectos, salvo uno, el de Kosten Aike, ya a fines de año. Así tampoco extraña que el gobierno no quiso suscribir el Acuerdo de Escazú.

Una nueva amenaza aparece con la especulación inmobiliaria y una profusión de loteos por todos lados y una rápida transferencia de la propiedad del territorio. El caso mas notable fue aquel de los Luksic, ahora en Tortel, adquiriendo ya 50% de los campos particulares e intentando sumar la concesión de 15.000 Has. de terrenos fiscales, todo esto en los bordes del Campo de Hielo Sur, en un proyecto supuestamente de conservación, hasta ahora poco transparente.

Entre las cosas positivas a destacar de este año, la primera sin duda es la aprobación del Santuario de la Naturaleza Meullín -Puye, que viene a proteger la valiosísima cuenca del río Cuervo, que estuvimos defendiendo de megaproyectos durante casi cuatro décadas. En la esfera legal, al fin se publica el decreto (un tanto desmejorado) para regular la extracción de Spagnum o musgo Pompom y hay algún esfuerzo en capacitar a los extractores. También, el que a principios del año fue publicado en formato digital en el portal de libros de la Universidad de Chile, nuestro libro “Aisén Reserva de Vida” y mas adelante, la publicación de los documentales, “Corazón Verde”, “La Yegua Sobre el Techo de Pasto” y “Un Mundo Ausente” en youtube. Y sí ¡estamos contentos de haber logrado, a pesar o gracias a la contingencia elegir nuevas directivas en la Agrupación Aisén Reserva de Vida y CODEFF Aisén!

Entre los hechos tristes y que nos afectaron bastante, aparte de alguno ya aludido, vale consignar el deceso de nuestros amigos Luis Sepúlveda, Rosendo Sánchez e Hipólito Medina.

Finalmente, vale agregar que también dedicamos harto esfuerzo en educar en temas de fondo como calidad de vida, buen vivir, ética y la megacrisis y nuestra forma de habitar el planeta. Queremos agradecer además a quienes nos leen acá, que nunca bajaron de los doscientos, y eso sin contar a quienes nos siguen en redes sociales y nuestros sitios web. ¡Desde acá y por este mismo medio les enviamos los mejores deseos de un buen año próximo!

 

Publicar un Comentario