PATRIMONIO Y EVOLUCIÓN CULTURAL

Peter Hartmann, Director CODEFF Aisén, Presidente Agrupación Aisén Reserva de Vida.

Esto del “Dia del Patrimonio” da pie para reflexionar sobre el tema. Para empezar, esto es igual que el “Dia del Medio Ambiente” que viene pronto, y  que para nosotros no es él día sino son todos los días ¿Que haríamos sin ambiente o sin patrimonio? Y si bien nos dedicamos principalmente al patrimonio natural como organizaciones ambientalistas, también nos parece importante dedicarnos a aquel cultural. De hecho, tenemos a nuestra cuenta haber contribuido e incitado a la declaración de tres sitios Monumento Nacional. Y claro, también nos hemos pasado años averiguando, promoviendo el cuidado y defendiendo el patrimonio, con algunos logros históricos. ¿Y si no nos ocupamos como ciudadanía del cambio cultural para cuidar el ambiente, quien?

En esta región de reciente colonización y donde aún ni siquiera se conoce bien su patrimonio, tanto natural como cultural, hay aun harto trabajo y descubrimiento que realizar. Solo hace algunos años, descubrimos varias de las tremendas virtudes naturales y culturales de la región que habitamos, muchas veces recogidas éstas de publicaciones extranjeras. De a poco, además, nos hemos ido enterando que aun hay mucho por descubrir y que nuestra colonización, hasta el día de hoy, es terriblemente invasiva y actúa irresponsablemente sin siquiera conocer el ambiente y culturas en que se interviene. Intervención sin respeto alguno y haciendo caso omiso a los principios, precautivo y preventivo. Con la naturaleza es más o menos lo mismo que cuando se elimina a los pueblos originarios, sin siquiera haber llegado a conocer sus culturas. Esto es, anteponiendo la economía a la ecología, a la ética, a todo. ¡Y nos escandalizamos con los bárbaros!

A propósito de patrimonio regional poco y desconocido, esta aquel paleontológico y vemos con admiración como el Museo Regional se esta involucrando en este hermoso tema patrimonial. Así es como disfrutamos del viaje “PaleoAysén” del Dia del Patrimonio, en que los especialistas Enrique Bostelmann y Leonardo Pérez nos dieron un paseo por los diferentes sitios de fósiles paleontológicos de la región, de hasta cuatrocientos millones de años atrás. Todo un acontecimiento y curso sobre algo que todos en la región debiéramos saber (está en youtube). Además, el fin de semana nos enteramos de un nuevo sitio arqueológico en la zona de Rio Tranquilo y aunque hace no mucho pensábamos ya estaba todo descubierto en ese tema, los arqueólogos nos enseñaron que ocurría lo contrario. Eso, debido a las prospecciones mineras de la Southern Gold -Equus en el famoso predio fiscal recortado al Parque Patagonia en el Jeinimeini, sitio prioritario de conservación de la biodiversidad, donde recién se realizan descubrimientos arqueológicos y paleontológicos.  De hecho, el mayor sitio arqueológico de Aisén estaría donde o cercano a prospecciones de la otra minera, la Toqui, en Katterfeld y el mayor sitio paleontológico de Chile esta por ahí donde recortaron también el Parque Patagonia, en el sector Mallín Grande - El Furioso, también sitio prioritario de conservación de la biodiversidad. Vale agregar que los sitios arquelógicos y paleontológicos al igual que los pecios (naves naufragadas) son monumento nacional per se sin necesidad de declaratoria, aunque eso pocos, muy pocos lo saben y no hay mucho esfuerzo en contrario. Estos y los sitios prioritarios de conservación de la biodiversidad, además, son considerados área protegida. Al menos en teoría.

Justamente estábamos viendo una iluminadora entrevista al Biólogo y Dr. en Ecología Luis Zambrano (mexicano) en que deja en claro que como seres vivientes, mientras más diversos seamos, más protegidos estaremos y eso no solo como humanos. Ante la actualidad pandémica, dice que la naturaleza es como el amor; hay que sufrirla para entenderla, y respecto a las ciudades; de que hay que dejar en ellas espacio a la naturaleza, como en todo. Y que la economía y especulación nos tienen así como estamos, mientras que lo que nos ha salido bien como sociedad tiene que ver con la colaboración (también en lo pandémico). Es un hecho de que todo esta interrelacionado y para reemplazar competencia por simbiótica debemos evolucionar. Y finalmente señala que más que criticar, vale abrirse a la diferencia.

La conservación o protección del patrimonio nos concierne y es un compromiso de todos como valor cultural. Si bien actualmente pareciese que es una responsabilidad solo del Estado, a través de su institucionalidad, definitivamente no puede quedar solo en eso y menos aún nos podemos confiar y delegarles toda responsabilidad. Porque esta claro que esa institucionalidad esta sometida desde el gobierno a las prioridades económicas y especulativas. Por eso, la evolución más bien debe venir desde la ciudadanía y quienes entienden de estos temas llevando al cambio y deferencia cultural y a establecer nuevas políticas públicas.

Publicar un Comentario